Idioma: ES

Julio Garavito Armero

Nació en Bogotá, el 5 de enero de 1865.

Se formó en el seno de una típica y respetable familia santafereña conformada por don Hermógenes Garavito, doña Dolores Armero y sus hermanos José María, Jorge, Fernando, Justino y María Teresa. Al nacer Julio Garavito, Colombia estaba constituida como la Federación Granadina y el Presidente, en aquel entonces, era Manuel Murillo Toro, representante del radicalismo colombiano. A los diez años de edad, Julio Garavito ingresó al Colegio de San Bartolomé, entonces regentado por laicos.

_DSC6654.jpg

Desde esas aulas y bajo orientaciones como las del matemático Manuel Antonio Rueda Jara, primer Director de la Revista Anales de Ingeniería, empezó a mostrar su inclinación y vocación por las ciencias matemáticas y astronómicas. Allí se graduó como bachiller en Filosofía y Letras en 1884. Al año siguiente, estalló la revolución que dio fin a la Federación Granadina y abrió paso a la República de Colombia. Durante la interrupción forzada de sus estudios, Julio Garavito se dedicó, dentro de una temprana vocación, a conocer las matemáticas elementales hasta 1887, año en el que ingresó a la Facultad de Ingeniería, de la ya constituida Universidad Nacional de Colombia.

Símbolo de la ciencia y la ingeniería colombiana

Variadas y valiosas facetas de su formación y de sus contribuciones a la disciplina y a la formación de matemáticos e ingenieros lo hicieron símbolo de la ciencia y de la ingeniería colombiana.

Este reconocimiento se apoyó en variadas y valiosas facetas de su formación y de sus contribuciones a la disciplina y a la formación de matemáticos e ingenieros en el marco de la Universidad Nacional de Colombia y de su Facultad de Ingeniería.

Se dice, con justicia, que la ciencia en los albores de la nacionalidad se gestó, configuró e impulsó con las contribuciones y aportes de “tres sabios distintos y una sola obra de ciencia”. Primero, Mutis el médico y botánico español, dentro de su vivencia de 48 de los 76 años de su existencia, en tierras de la Nueva Granada y sus realizaciones por intermedio de la expedición botánica y el patrocinio de la construcción del Observatorio Astronómico. En segundo lugar, Caldas y su participación en esa expedición, la dirección del observatorio y sus investigaciones en ciencias naturales. En tercer lugar, y cronológicamente, Julio Garavito y sus aportes a las matemáticas, la astronomía y la ingeniería.

Una breve descripción de su trayectoria

Su trayectoria y sus logros en las ciencias y la ingeniería:

_DSC4586.jpg

En 1891 se graduó como profesor de matemáticas e ingeniero civil de la Universidad Nacional. Recién graduado se incorporó a la nómina de profesores de la facultad, en las cátedras de Cálculo infinitesimal, Mecánica racional y Astronomía.

  • Intervino directa y efectivamente en la restructuración de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia.
  • Participó activa y directamente en la fundación de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.
  • Ejerció durante 27 años, la Dirección del Observatorio Astronómico, donde desarrolló numerosas observaciones e investigaciones valiosas y variadas en el frente astronómico.
  • Una tarea especial está representada por sus gestiones y trabajos encaminados a la obtención del mapa geográfico de Colombia, obviando limitaciones propias de la carencia de una red geodésica y recurriendo a procedimientos que reemplazaban los vértices geodésicos por vértices astronómicos, referidos y fijados por coordenadas a las ciudades y poblaciones más importantes del país y recurriendo a “cambios de señales entre el Observatorio Astronómico y las estaciones telegráficas de cada una de tales poblaciones”.
  • Regenta la Escuela de Matemáticas de la Facultad de Ingeniería.

El matemático

Son varios los trabajos especiales y las publicaciones que se registran en el área de las matemáticas, así como las soluciones a distintos ejercicios y problemas propuestos por grandes matemáticos como Charles Sturm y Abel Bravo.

Su interés y dedicación en este campo están correlacionados con el auge de las matemáticas en esa época del mundo. Según el ilustre ingeniero Julio Carrizosa Valenzuela, le corresponde a Garavito rescatar la escasa trayectoria científica y matemática que en Colombia habían configurado personajes como Mutis, Caldas Codazzi, Félix de Restrepo y Lino de Pombo, entre otros. Ya desde su época de estudiante de la Facultad de Ingeniería impartía “cátedra” a sus propios condiscípulos. Son varios los trabajos especiales y las publicaciones que se registran en el área de las matemáticas, tales como:

  • Dentro de la cátedra de cálculo infinitesimal, aplicó y desarrolló las enseñanzas de analistas franceses como Humbert, Appell, Cauchy y Jordan, así como del suizo Sturm. En este contexto, Garavito, en manuscritos suyos, resuelve ejercicios y problemas propuestos por Sturm.
  • Las dos soluciones a un problema de geometría presentado por el ingeniero Abel Bravo.
  • La tesis de grado como profesor de matemáticas, consistió en la determinación de la forma de la sección meridiana de un manómetro de aire comprimido para una graduación uniforme.
  • Solución de problemas sobre cálculo de probabilidades.
  • Trabajos varios matemáticos y subsidiarios, aclaratorios de ideas y conceptos como la teoría de las funciones trascendentes enteras y series especiales, la teoría de la trigonometría plana no euclídea a partir de su fórmula fundamental y solución de ecuaciones de grado superior utilizando las propiedades de las raíces.
  • Estudios sobre funciones elípticas, considerados de gran originalidad e interés didáctico.
  • Estudio sobre teoría de los grupos.
  • Monografía sobre las covariantes algebráicas de las formas binarias, dentro de un trabajo presentado en el tercer Congreso Latinoamericano, en Río de Janeiro en 1905. (Julio Carrizosa – El Centenario).

El tema cuarto del cuestionario de matemáticas - primera parte - juicio crítico sobre una memoria científica, presentado al Congreso Científico Latinoamericano.

El ingeniero y el profesor

Numerosos testimonios, particularmente los de sus discípulos, coinciden al afirmar que “don Julio”, como usualmente lo llamaban, era un excelente profesor, gran expositor, con estilos propios y originales, que hacía gala de ello en sus demostraciones y soluciones llevadas al tablero en sus sesiones de clase.

En su condición de graduado de la Universidad Nacional, tempranamente y ante el llamado que se le hizo en 1902, en plena guerra civil, contribuyó a la reorganización de la Facultad de Ingeniería en receso y se tomaron importantes decisiones relacionadas con el Observatorio Astronómico y las investigaciones por emprender bajo la tutela de Garavito, en esquema que incorporó a distinguidos ingenieros como Jorge Álvarez Lleras (en cuyo honor lleva el nombre la Biblioteca de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito)) y Belisario Ruiz Wilches. En el marco de estas destacadas facetas de su personalidad, logros y contribuciones, Garavito se desempeñó en los siguientes frentes:

  • Director del Observatorio desde 1892, año siguiente a su graduación y durante cerca de 27 años, durante los cuales adelantó sus trabajos más sobresalientes a nivel de observaciones meteorológicas, cálculo de efemérides, cálculo de la latitud de Bogotá, tablas de la luna y organización de la oficina de latitudes para impulsar la producción de cartas geográficas.
  • Miembro de la comisión asignada para precisar y trazar los límites con Venezuela (Laudo arbitral de la corona española de 1891).
  • Director de Anales de Ingeniería, a partir de 1897.
  • Presidente en propiedad de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, en mayo de 1916.

_DSC6516.jpg

Numerosos testimonios, particularmente los de sus discípulos, coinciden al afirmar que “Don Julio”, como usualmente lo llamaban, era un excelente profesor, gran expositor, con estilos propios y originales, que hacía gala de ello en sus demostraciones y soluciones llevadas al tablero en sus sesiones de clase. Esos atributos no sólo los ejerció en las aulas sino en permanentes ejercicios complementarios, en términos de sus numerosos folletos y publicaciones, principalmente en el contexto de Anales de Ingeniería, publicación oficial de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, a la cual estuvo íntimamente vinculado. Algunos biógrafos, colegas y amigos suyos consideran que esta faceta, la del profesor, fue, en verdad, de las más sobresalientes de su prolífica existencia. “Biógrafos como Lleras Codazzi, Álvarez Lleras, Víctor Caro, han insistido en este aspecto de su personalidad como el más interesante, al destacar al maestro, al profesor universitario, enfrente al discípulo, cuya habilidad y espíritu de investigación habrá de desarrollar”. Esos mismos biógrafos, además de otros testimonios reconocen que Garavito fue profesor de sus propios condiscípulos, a quienes ampliaba las explicaciones recibidas en varias cátedras y expresaba sus propios criterios. Su vocación por la enseñanza se manifestó desde un comienzo, pues tan pronto recibió sus títulos en la Universidad Nacional asumió asignaturas en la misma institución.

El astrónomo

Una parte muy significativa de su obra se encuentra en los trabajos, investigaciones, artículos y temas relativos a la astronomía.

Este perfil, el más destacado dentro de su trayectoria, puede identificarse al enfatizar que Garavito fue, durante 27 años, en la última mitad de su vida, el Director del Observatorio Nacional. Ello explica que una parte muy significativa de su obra se encuentre en los trabajos, investigaciones, artículos y temas relativos a la astronomía, dentro de la cual, además, contribuyó con la formación de ingenieros en esa cátedra.

Homenajes y reconocimientos

El 5 de enero de 1965, al cumplirse el primer centenario del nacimiento de Julio Garavito, se organizó una sesión solemne, dentro de la cual se instaló el Consejo de la “Orden al Mérito Julio Garavito”, creada por el Congreso Nacional, según Ley 135 de 1963 para exaltar los valores de la ingeniería y de los ingenieros colombianos.

El país y sus instituciones, de alguna manera, así sea parcialmente y a lo largo de los años, han venido reconociendo la valía de este insigne colombiano y han fijado su mirada sobre algunas de sus más destacadas contribuciones en el marco de las variadas facetas de su formación profesional y científica. Algunos reconocimientos se mencionan a continuación:

  1. Edición de Anales de Ingeniería – No 325. En 1920, año de su fallecimiento, la Sociedad Colombiana de Ingenieros dedicó esta edición, que incluyó una biografía escrita por el ingeniero Jorge Álvarez Lleras.
  2. “Orden al Mérito Julio Garavito”. El 5 de enero de 1965, al cumplirse el primer centenario del nacimiento de Julio Garavito, la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, la Academia Colombiana de Historia, la Sociedad Geográfica de Colombia y la Universidad Nacional de Colombia, por conducto de la Facultad de Ingeniería y del Observatorio Astronómico, organizaron una sesión solemne, dentro de la cual se instaló el Consejo de la “Orden al Mérito Julio Garavito”, creada por el Congreso Nacional, según Ley 135 de 1963 para exaltar los valores de la ingeniería y de los ingenieros colombianos.
  3. El cráter Garavito de la luna. Por propuesta del Observatorio Astronómico, la Unión Astronómica Internacional, el 27 de agosto de 1970 se asignó el nombre de Garavito a un cráter de la Luna en cara oculta, de 80 kilómetros de ancho, localizado en las coordenadas latitud 47º.6 sur y longitud 156º.7 este. En la actualidad cinco cráteres llevan los nombres Garavito S, C, D, Q y Y.
  4. La estampilla. Los correos de Colombia le rindieron un homenaje especial, mediante la impresión y circulación de una estampilla de cuatro centavos en el año 1949.
  5. El billete de $20.0000. El Banco de la República, en 1996, puso en circulación el billete de esta denominación, en el que aparece su rostro, así como imágenes de la Luna, del Observatorio Astronómico y varias figuras geométricas. Así, “volvió a la palestra nacional el colombiano que mereció que se le decretara, según expresión de Cristóbal Bernal, el honor del bronce en vida”.
  6. La Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito. Fundada en 1972 mediante Acta de Constitución del 20 de octubre de 1972, con el fin de formar ingenieros según su propia Declaración de Principios. Al mismo tiempo, al asignarle este nombre, rendir un homenaje más y explícito al ilustre personaje, preclaro representante de la ingeniería colombiana.
  7. Bustos en bronce. Uno de ellos preside, en el acceso a la Sede de la Sociedad Colombiana de Ingenieros en Bogotá (Presidencia de Alfredo Bateman y discurso a cargo de Julio Carrizosa Valenzuela, Rector de la Universidad Nacional). Otro, en los jardines del Observatorio Astronómico en Bogotá, adyacente a la Casa de Nariño. Uno más reciente, en el Bloque C de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.
  8. Homenaje de la Universidad Javeriana. Se dio en sesión solemne de la Sociedad Colombiana de Ingenieros el 4 de junio de 1993.
  9. La sesión del 23 de abril de 2009. En Eciciencia, evento creado en 1989 y que constituye la expresión del ingenio científico cultural e interuniversitario organizado por la Escuela, se consagró un espacio en el contexto del Año Internacional de la Astronomía, declarado por las Naciones Unidas, como un nuevo, merecido y especial tributo a la memoria del esclarecido colombiano cuyo nombre identifica a la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.