Idioma: ES
_DSC6924.jpg

El campus: un balance entre academia, cultura y deporte

Visita el Campus

Bienvenido a La Escuela Colombiana de Ingeniería de Julio Garavito.

Agenda una visita

* Ingresar nombre
* Ingresar apellido
* Seleccionar tipo de documento
* Escribir correo electrónico
* Ingresar número celular
* Programa de interés

@ESCUELAING

🇨🇴😍 🦾🎙#REPOST @ultimahoracol Un prototipo de un actuador neumático bioinspirado en el dedo índice de la mano, que emulaba funcionalmente su movimiento de flexión, en otras palabras, un dedo con movimiento mecánico, marcó el inicio de lo que es hoy en día una prótesis de mano probada en Medellín por Luis Antonio Moncada Velásquez. El topógrafo, de 48 años, hace tres años perdió su mano derecha al recibir una descarga eléctrica mientras cumplía con labores propias de su profesión.
.
La prótesis mecánica la presentaron hace dos años en la India profesores del Programa de Ingeniería Biomédica de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, como parte del proyecto PrExHand, dentro del convenio de cooperación entre la Escuela y la University College London, orientado a la creación de exoesqueletos basados en robótica blanda para contribuir al restablecimiento del bienestar de personas en condición de discapacidad.
.
Luis Antonio, casado y padre de un joven de 15 años, después de ocho meses de haber sufrido el accidente y de haber dejado atrás el sueño de montar su propia empresa de topografía, comenzó a usar una prótesis cuya estructura está elaborada en impresión 3D con movimiento robótico de apertura y cierre, con diferentes funciones programables, pero evidentemente lenta en sus movimientos de apertura y cierre de la mano.
.
Para el desarrollo de la prótesis también se usaron siliconas que emulan músculos artificiales, tendones rígidos y elásticos, junto con sistemas de control embebidos. Se han dedicado más de dos años de trabajo para que  Luis Antonio hoy por fin pueda usar su extremidad.
.
Cabe mencionar que la evaluación que se hizo de la prótesis corresponde a la parte funcional. En la Escuela ya se habían llevado a cabo las pruebas mecánicas, que buscaban determinar cómo reaccionaría ante las fuerzas de interacción con el mundo, cómo funcionaría mecánicamente, así como la fuerza de agarre sobre los objetos y las fuerzas de tracción en situaciones de la vida diaria.
Imágenes Cortesía*

🇨🇴😍 🦾🎙#REPOST @ultimahoracol Un prototipo de un actuador neumático bioinspirado en el dedo índice de la mano, que emulaba funcionalmente su movimiento de flexión, en otras palabras, un dedo con movimiento mecánico, marcó el inicio de lo que es hoy en día una prótesis de mano probada en Medellín por Luis Antonio Moncada Velásquez. El topógrafo, de 48 años, hace tres años perdió su mano derecha al recibir una descarga eléctrica mientras cumplía con labores propias de su profesión. . La prótesis mecánica la presentaron hace dos años en la India profesores del Programa de Ingeniería Biomédica de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, como parte del proyecto PrExHand, dentro del convenio de cooperación entre la Escuela y la University College London, orientado a la creación de exoesqueletos basados en robótica blanda para contribuir al restablecimiento del bienestar de personas en condición de discapacidad. . Luis Antonio, casado y padre de un joven de 15 años, después de ocho meses de haber sufrido el accidente y de haber dejado atrás el sueño de montar su propia empresa de topografía, comenzó a usar una prótesis cuya estructura está elaborada en impresión 3D con movimiento robótico de apertura y cierre, con diferentes funciones programables, pero evidentemente lenta en sus movimientos de apertura y cierre de la mano. . Para el desarrollo de la prótesis también se usaron siliconas que emulan músculos artificiales, tendones rígidos y elásticos, junto con sistemas de control embebidos. Se han dedicado más de dos años de trabajo para que Luis Antonio hoy por fin pueda usar su extremidad. . Cabe mencionar que la evaluación que se hizo de la prótesis corresponde a la parte funcional. En la Escuela ya se habían llevado a cabo las pruebas mecánicas, que buscaban determinar cómo reaccionaría ante las fuerzas de interacción con el mundo, cómo funcionaría mecánicamente, así como la fuerza de agarre sobre los objetos y las fuerzas de tracción en situaciones de la vida diaria. Imágenes Cortesía*

Ver más