Idioma: ES
COVID19.jpg

Presencialidad con alternancia, modelo educativo para el segundo periodo

La esencia de la institución sigue siendo la presencialidad, por eso le apuesta a ella en el periodo 2020-2.

Por: Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.

Comunidad académica

Resultado de las experiencias vividas durante estos meses de confinamiento, los directivos de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito están convencidos de que la presencialidad, tanto en el pregrado como en el posgrado, son fundamentales para asegurar una educación integral de alta calidad.

“La presencialidad es la esencia de cualquier actividad humana, y más cuando se trata de educar y de aprender”, dice el Rector de la Escuela, Alfonso Rodríguez Díaz.

Según el ingeniero Rodríguez Díaz, por ser una institución universitaria con acreditación institucional de alta calidad, cumplidora de las normas y estricta en los detalles y protocolos de bioseguridad, la Escuela está llamada a dar ejemplo al país de lo que es un regreso a clases seguro y confiable.

“Nos hemos preparado desde hace más de 20 años y somos pioneros en el uso de herramientas tecnológicas que aseguran una educación presencial apoyada en tecnología. Las actividades que exigen la presencialidad en nuestro campus las realizaremos de esta manera. También estamos preparados para que las clases teóricas se puedan realizar en nuestras aulas de clase, eso sí, respetando todos los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades nacionales”, asegura.

Ver Comunicado Institucional Número 18

“La presencialidad es la esencia de cualquier actividad humana, y más cuando se trata de educar y de aprender”.

Alfonso Rodríguez Díaz.

Rector de la Escuela Colombiana de Ingeniería.

En este segundo semestre del 2020, la Escuela viene desarrollando una metodología presencial, de acuerdo con la aprobación que le ha otorgado el Ministerio de Educación Nacional (MEN), tanto en pregrado como en posgrado, y lo hace utilizando todos los recursos tecnológicos para garantizar este tipo de educación a todos los estudiantes, sin ningún inconveniente.

Así lo explica el ingeniero Rodríguez Díaz: “La Escuela tiene un campus excepcional y una infraestructura de salones y laboratorios muy buena. Como la capacidad de los espacios se reduce, la alternancia es una opción adecuada. Dictamos las clases en nuestras aulas y, adicionalmente, los estudiantes, como si estuvieran en el salón, reciben sus clases de manera remota. Algunas clases, dependiendo de sus particularidades, las ofrecemos sin que el estudiante tenga que estar en el aula”.

Adicional a los recursos tecnológicos que le permitieron a la Escuela terminar el semestre 2020-1 prácticamente en su totalidad, se dotaron los salones y laboratorios de tal manera que los estudiantes también puedan recibir sus clases sincrónicas de manera remota como si estuvieran en un entorno presencial.

De igual manera, se continuará con la estrategia desarrollada de laboratorios de cómputo virtuales que permiten a la comunidad tener acceso a la infraestructura tecnológica y software como si estuvieran en el campus, y aquellas prácticas y trabajos de investigación que exigen el trabajo en el laboratorio se realizarán en cada uno de estos espacios.

Apoyo a profesores

Durante este periodo de confinamiento obligatorio, la universidad preparó a los profesores y adaptó los programas para garantizar la calidad de las clases que se trasladaron del salón a la pantalla. Más de 200 de ellos fueron capacitados en un primer momento en el uso de tecnologías de la información y las comunicación y continuamente se brindan nuevas sesiones de capacitación, aclaración de dudas o explicación de nuevas funcionalidades, se adecuaron laboratorios virtuales y se pusieron al servicio de la comunidad las bases de datos académicas y la bibliografía para que se pudiera consultar en línea.

A algunos profesores se les hizo entrega de equipos portátiles para garantizar el desarrollo continuo de sus actividades; así mismo, se les envió una sim card a aquellos que manifestaron tener problemas con su acceso a internet.

Tanto profesores como administrativos han venido trabajando en la plataforma Office 365 de Microsoft, que ofrece aplicaciones en línea como Teams, OneNote, Forms, entre otras, que les permiten desarrollar actividades académicas sincrónicas y asincrónicas.

Así mismo, desde hace más de diez años la Escuela cuenta con la plataforma Moodle, en la que actualmente hay 1703 cursos activos a los que los estudiantes pueden acceder.

Todo esto ha asegurado un regreso seguro a las clases presenciales con alternancia.

Medidas de bioseguridad

Varias son las medidas de bioseguridad que ha contemplado la Escuela para retomar la presencialidad con alternancia:

Test de covid
El protocolo se comienza a aplicar en portería.

La prevención salva vidas

  • Caracterización inicial de toda la población con variables de salud y movilidad.
  • Capacitación en línea sobre medidas preventivas relacionadas con la pandemia Covid-19.
  • Reporte en línea diario de condiciones de salud.
  • Control y registro de temperatura al ingreso y salida del campus.
ESTUDIANTE TAPABOCAS1.jpg
Los estudiantes cumplen con las medidas de bioseguridad.

El tapabocas, obligatorio

  • Instalación de puntos de desinfección de manos y calzado.
  • Entrega de kit de bioseguridad personal para todos los miembros de la comunidad.
  • Uso permanente de tapabocas dentro de las instalaciones y en laboratorios; adicionalmente, uso de careta facial, insumos de desinfección de superficies de puestos de estudio y trabajos en todas las áreas académicas, administrativas y zonas comunes.
  • Rutina diaria de desinfección por aspersión de todas las áreas y con refuerzo de desinfección con lámparas ultravioleta en áreas definidas.
  • Cálculo de aforo para cumplir medidas de distanciamiento social.
Clase Covid clase.jpeg
Profesores y estudiantes guardan la distancia requerida.

Distanciamiento, cuestión de vida

  • Señalización y demarcación de áreas y mobiliario.
  • Alternativa de asistencia presencial y remota, según las condiciones de salud.
  • Entrega de elementos de protección personal, según riesgo de exposición.
  • Instalación de barreras acrílicas en los puestos de atención al público.
  • Limitación de espacios comunes y restricción de servicios, en cumplimiento del distanciamiento, y desinfección de elementos, realización de trabajo en la casa, estrategias para seguimiento de presuntos casos y socialización de campañas de comunicación y autocuidado.

Noticias relacionadas