Idioma: ES
AVENIDA 68 BOGOTA.jpg

“Mi compromiso por hacer las cosas bien no tiene relación con el valor de las inversiones”

Aportar nueva infraestructura de transporte en una ciudad construida es el principal reto que afronta el actual director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, un ingeniero civil de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito quien dice que los aspectos básicos de su formación los recibió en esta institución. Imagen cortesía El Tiempo.

Por: Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.

Gente que se destaca

Con un presupuesto de $174.661 millones, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) avanza en la licitación de nueve contratos de obra y de mantenimiento que permitirán construir una ciudad conectada y con más espacio para peatones y ciclistas.

También entregó la tercera plataforma del Portal Tunal, que permite mejorar la frecuencia de las rutas de TransMilenio y el acceso de los usuarios al sistema TransMiCable. Es una nueva y moderna plataforma de 178 metros de longitud con tres paradas para buses biarticulados y cinco para alimentadores. Alrededor de la plataforma se construyeron tres carriles de 3,50 metros para la circulación de los biarticulados; y para la movilización de los buses alimentadores, construyeron dos carriles de 3,5 m de ancho.

Las obras incluyeron la construcción de 1.559 m2 de zonas verdes y 494 m2 de espacio público. Por otro lado, el IDU flexibilizó el cobro de valorización restableciendo la modalidad de pago por cuotas.

Estas acciones de gobierno han sido lideradas por Diego Sánchez Fonseca, ingeniero civil graduado de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, institución de la que destaca su formación integral.

“Siempre recordaré mi paso por la Escuela como una de las etapas más felices de mi vida. Conocí y compartí con excelentes personas, con quienes aprendí aspectos básicos de la ingeniería que se convirtieron en la base de mi formación profesional. He querido mucho a la institución y en la Asociación de Egresados (AECI), de la cual soy socio hace muchos años e incluso la presidí en dos periodos, promoví la importancia de la relación entre los graduados y la institución. Ojalá AECI cuente cada día con más socios activos”, dice el ingeniero Sánchez Fonseca antes de responderle a la Escuela algunas preguntas.

  • Si tuviera que presentarlo, ¿qué cosas le gustaría que dijera de usted?

Que soy un ingeniero civil que por más de 30 años ha contribuido al desarrollo de notables proyectos de infraestructura, en especial de transporte y particularmente en entidades públicas. Que estoy convencido de que la gestión pública me motiva mucho porque, aunque está llena de retos y dificultades, me ha dejado lindas satisfacciones. Que he aprendido y también he podido enseñar a muchos, dejando un mensaje: “hay que trabajar con dedicación, compromiso y honestidad, y sobre todo con entusiasmo”. Mis trabajos en Colombia me permitieron recopilar numerosas lecciones aprendidas en la contratación y ejecución de proyectos de gran envergadura, especialmente en Bogotá, que me sirvieron para incorporar en proyectos en muchos países de Latinoamérica, cuando fui directivo en la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina. Ese cúmulo de experiencias la llevé a mi trabajo anterior, en el que tuve la responsabilidad de dirigir la estructuración técnica, legal y financiera de la primera línea del metro de Bogotá, como Gerente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

"Por principio, mi compromiso por hacer las cosas bien no tiene relación con el valor de las inversiones del proyecto; es igual dirigir la construcción de un andén que la dirección de una troncal".

Diego Sáchez Fonseca.

Director del Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá.

DIEGO SANCHEZ NUEVA 2.jpg

Diálogo

  • ¿En su radar estaba la posibilidad de ocupar este cargo?

Después de haber trabajado por casi cuatro años en el IDU, entre el 2002 y el 2006, como director de Construcciones y subdirector general técnico, le tomé mucho aprecio a la entidad. Tuve la oportunidad de sacar adelante valiosos proyectos, desde los diseños hasta la construcción, como fueron las troncales de Transmilenio NQS y Suba, y otro grupo de obras de valorización. Mi paso por la entidad significó para mí un gran reconocimiento profesional y en varias ocasiones, desde el 2006, tuve la oportunidad de estar cerca de ella, e incluso participé en el empalme de esta dirección en el año 2015. La experiencia de la estructuración del metro de Bogotá me acercó más a entender los mayores retos de la infraestructura de Bogotá y me permitió ampliar mi experiencia para contar con los méritos técnicos suficientes que requiere la Dirección general del IDU.

  • Cuando recibió el nombramiento en el cargo directamente de la alcaldesa Claudia López, sabía que ocuparía uno de los puestos más importantes de la ciudad y, por tanto, tendría que ejecutar unos 20 billones de pesos. ¿Cuál fue el primer pensamiento que se le vino a la cabeza?

Pensar en el monto de las inversiones no me causa preocupación. Eso no significa que deba tener un mayor nivel de responsabilidad, o más o menos cuidado o atención a la ejecución de las obras. Por principio, mi compromiso por hacer las cosas bien no tiene relación con el valor de las inversiones del proyecto; es igual dirigir la construcción de un andén que la de una troncal. En cualquier caso, se debe asegurar que los recursos públicos se inviertan muy bien y que las obras se entreguen en el tiempo programado, por el valor presupuestado; garantizar que la infraestructura concluida mejore las condiciones de la ciudad y, por lo tanto, la calidad de vida de quienes las utilizarán y se beneficiarán de ella.

  • ¿Cuál es el mayor reto que tiene en materia de infraestructura?

Aportar nueva infraestructura de transporte en una ciudad construida es el principal reto. Eso significa que hay que tener mecanismos de coordinación y seguimiento con todas las interferencias y afectaciones propias de la ejecución de cualquier obra. Ese es, sin duda, el mayor reto: reducir los impactos negativos de la construcción de nueva infraestructura por la presencia de redes de servicios públicos, planes de manejo de tráfico, compra de predios, afectaciones sociales, etc.

  • ¿Cómo borrar esa percepción que se tiene de un IDU con un pasado marcado por la corrupción?

Generar credibilidad y confianza en las entidades públicas en Colombia no es fácil. Lo que estoy haciendo para contribuir a reducir la percepción de corrupción es establecer canales de comunicación y de información con total transparencia, que hagan que todas las actuaciones de la entidad sean de conocimiento de los organismos de control y de la ciudadanía en general. Considero que los procesos de selección están blindados y evitan que los corruptos puedan actuar. En la gestión de los contratos enfocaremos los mecanismos de vigilancia para advertir dónde se pueden producir fraudes y otros actos indebidos.

  • El IDU heredó 38 obras en marcha, 20 proyectos listos para contratar y 38 obras con diseños adjudicados, un verdadero revolcón en infraestructura para Bogotá, pero los bogotanos piensan sólo en el metro. ¿Cuál es la prioridad para el IDU?

Estamos enfocando nuestro esfuerzo financiero en sacar adelante nuevos proyectos de ciclorrutas y áreas de andenes y espacio público, entre ellas, la ciclo-alameda del Medio Milenio. Además, seguiremos adelante con proyectos que mejorarán el servicio de transporte público de la ciudad como son la troncal avenida 68, el tramo sur de la avenida Ciudad de Cali y la troncal de la Caracas entre las estaciones Molinos y el portal de Usme. Igualmente, llevaremos a cabo la ampliación de estaciones de Transmilenio y las obras de valorización que están aprobadas desde el 2018.

DIEGO SANCHEZ NUEVA1.jpg

  • Cuál es la palabra clave de su administración: ¿diálogo?, ¿administración?, ¿trabajo en equipo?, ¿aplomo?

La palabra clave es diálogo. La entidad y todos los funcionarios, comenzando por mí, mantienen la disposición al diálogo con la ciudadanía, los concejales, los contratistas y otras entidades del distrito y la nación, así como los empleados y toda persona que participe directa o indirectamente en las actividades que realizaremos. El diálogo es garantía de transparencia y permite escuchar acerca de las verdaderas necesidades y dificultades que se presentan en la gestión pública.

  • La exdirectora decía que lo que se venía para el IDU era sólo licitar y construir, ¿es cierto?

Efectivamente, muchas obras quedaron con procesos de licitación iniciados y hay otro gran número que debemos terminar de estudiar, diseñar y estructurar antes de abrir las licitaciones. Claro que también hay proyectos nuevos que estarán incluidos en el “Plan distrital de desarrollo” de la alcaldesa Claudia López.

  • ¿Cuál es la estrategia a corto plazo para mejorar la movilidad de Bogotá?

Se trabajará conjuntamente con la Secretaría de Movilidad en la articulación de las obras que se realizarán en los próximos años. La movilidad se va a afectar de manera considerable por la cantidad de cierres viales. De ahí la necesidad de que la ciudadanía utilice medios de transporte alternativos como la bicicleta o caminar para contribuir un poco a reducir la congestión. Para eso se construirán obras que mejoren la red de ciclorrutas y los andenes de la ciudad.

DIEGO SANCHEZ NUEVA.jpg

Noticias relacionadas