Idioma: ES
ENERGÍA 1.jpg

La Escuela y Celsia S.A. suscriben convenio para producir más energía limpia en el campus universitario

Además de poseer la infraestructura de paneles solares más grande en entidades educativas de Bogotá, la universidad firmó con Celsia S.A. un acuerdo de compra de 171,08 kWp a 15 años, para satisfacer parte de sus necesidades de energía.

Hace cuatro años la Universidad Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito inició un proyecto piloto de generación de energía solar fotovoltaica en su campus. En las cubiertas del edificio de Laboratorios de Estructuras y Materiales Alejandro Sandino Pardo instaló 318 paneles solares para producir 101,76 kWp, en un área aproximada de 640 m2.

Este proyecto tenía fundamentalmente un propósito: dotar al Programa de Ingeniería Eléctrica y a la Maestría en Ingeniería Eléctrica de un laboratorio de energía solar fotovoltaica, de tal manera que la universidad se convirtiera en referente nacional en el estudio de este tipo de energías limpias.

paneles solares bloque h.jpg

La arquitectura de la cubierta del edificio, que tiene cuatro inclinaciones diferentes, permite, entre otras cosas, analizar la incidencia de la radiación solar y, por tanto, cuantificar la producción de energía eléctrica para estas disposiciones.

Para que este proyecto fuera viable se estableció el retorno de la inversión en diez años y se determinó que la energía producida atendía adecuadamente un porcentaje de las necesidades de la institución durante el día. Incluso, en el fin de semana, la energía producida resultaba ser mayor que lo requerido, lo cual aportó excedentes de energía a la red de distribución.

Lo que parecía ser un simple proyecto experimental, se convirtió con los años en la más grande infraestructura de paneles solares de este tipo, construida en entidades educativas de Bogotá. Este desarrollo se llevó a feliz término porque los directivos están convencidos de que la universidad debe ser líder y apoyar la generación de energías limpias para contribuir a la sostenibilidad del planeta.

Este desarrollo, que estará ubicado en las cubiertas no transitables del Edificio I de Laboratorios de la universidad, se suma a la moderna instalación fotovoltaica del bloque H, que no sólo le provee un sistema eficiente de ahorro de energía a la Escuela, sino que se ha convertido en campo de trabajo académico y laboratorio de investigación aplicada.

Universidad Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.

Un logro en materia de sostenibilidad

En el desarrollo de la infraestructura física, que se ha venido dando a pasos acelerados durante la pandemia, y para ampliar la capacidad instalada de energía solar fotovoltaica, en 2021 la universidad inició un nuevo proyecto de generación de energía limpia, para lo cual estableció una alianza con Celsia S.A., empresa que diseñará y construirá la segunda etapa de paneles solares en las terrazas no transitables del Edificio I (Edificio de Laboratorios). Se trata de un acuerdo de compraventa de 171,08 kWp de energía a 15 años para satisfacer la demanda de este recurso en la Escuela.

Con este nuevo sistema, la Escuela dejará de emitir el equivalente 135 toneladas de CO2 por año, lo que equivale a sembrar 22.377 árboles maduros. Un gran logro en materia de sostenibilidad, ahorro y compromiso con la comunidad y con la ciudad misma.

ingeniería-eléctrica-laboratorio-bloque-I-paneles-solares.jpg

Desde un comienzo, la universidad creyó que el mejor modelo para concretar este desarrollo energético sería un Power Purchase Agreement (PPA, por sus siglas en inglés), tipo onsite, sincronizado con la red de distribución. En este caso, Celsia S.A. realizará la inversión y, con base en el dimensionamiento del proyecto, llevará a cabo el montaje de la instalación. Por supuesto, tendrá a cargo la operación y el mantenimiento del sistema y venta de la energía durante 15 años, fecha a partir de la cual el sistema pasará a ser propiedad de la Escuela.

Celsia S.A. es una empresa generadora, transmisora, distribuidora y comercializadora de energía eléctrica que ofreció una tarifa competitiva y tiene el respaldo y la garantía de ser líder en el mercado de energía solar. Es una compañía estable y con un buen respaldo por parte de su casa matriz, del Grupo Argos.

Esta es una gran relación academia-empresa. La universidad va a consumir, a comprar la energía que ellos produzcan, a un precio menor que el valor de la energía convencional que hoy en día se le compra al comercializador, la Empresa de Energía de Bogotá. Además de los beneficios ambientales, la universidad dispondrá de energía limpia y renovable y, como se ha dicho, al final del convenio el sistema construido por Celsia S.A. será propiedad de la Escuela.

En cuanto sea posible, la universidad seguirá desarrollando más proyectos como los de generación de energía eólica que tiene pensado llevar a cabo. Los directivos esperan que en abril del próximo año se pueda contar con estas nuevas cubiertas solares y todos y cada uno de los miembros de la comunidad académica puedan sentirse orgullosos de contribuir a la sostenibilidad del planeta.

click para reproducir video