Idioma: ES
Barranquilla

¡Curramba renace!

En el marco del concurso universitario LAB Ciudades BID 2020: Recuperando los callejones del centro histórico de Barranquilla, un grupo de estudiantes del Programa de Ingeniería Civil de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito y una arquitecta de la Universidad de Boyacá pasaron, con nueve equipos más, a la segunda fase del certamen. Su proyecto se denomina ¡Curramba renace! y busca darle una nueva cara al centro histórico de La Arenosa.

Hacia mediados de este semestre, los ingenieros José Ignacio Nieto García e Iván Camilo Barahona Rodríguez, profesores del Centro de Estudios de Vías y Transporte de la Escuela, recibieron en sus oficinas a cinco estudiantes que querían hablarles de un proyecto especial: participar en la sexta edición internacional del concurso universitario LAB Ciudades BID 2020, una convocatoria anual que busca soluciones creativas e ideas innovadoras a los problemas urbanos de América Latina y el Caribe, de la mano de estudiantes, profesores universitarios y jóvenes profesionales.

La idea les sonó de inmediato a los profesores, quienes se propusieron ayudarles a estructurar el proyecto, no sólo porque el interés nació en el seno del grupo de estudiantes, sino porque este año, particularmente, la convocatoria busca desarrollar una estrategia integral de intervención urbana para los callejones del centro histórico de Barranquilla, Colombia.

“Manos a la obra”, dijeron los profesores. Fue así como Jorge Andrés Herrera Sánchez, Leidy Milena Hernández López, Isabella Hernández Torres, Laura Catalina Leguizamón Montaña y Carlos Arturo Páez Cañón, quien, a su vez, invitó a su hermana, la arquitecta de la Universidad de Boyacá, Ruth Gineth Páez Cañón, a que formara parte del grupo, se reunieron y empezaron a estructurar la propuesta. Al primer encuentro le siguieron muchos otros en los que concretaron la iniciativa y surgió un nombre inspirador: ¡Curramba renace!

“Nos gustó el nombre porque al estudiar la situación actual del centro histórico de Barranquilla nos dimos cuenta de que tiene graves problemas de aglutinamiento de comercio informal en condiciones poco salubres, predios de carácter patrimonial en considerable estado de deterioro, actividades comerciales que no complementan la calidad ambiental para residentes y visitantes y falta de un espacio adecuado que garantice la seguridad de los peatones”, dice el profesor José Ignacio Nieto García.

Por su parte, el profesor Iván Camilo Barahona Rodríguez asegura que lo que quieren ellos y sus estudiantes es recuperar el valor del centro histórico de Barranquilla desarrollando espacios culturales, gastronómicos, comerciales y seguros, por medio de intervenciones de alto impacto y bajo costo, adaptables a estrategias participativas con la sociedad.

Barranquilla

Al final, lo que busca el proyecto de estos jóvenes ingenieros civiles es beneficiar a todos los usuarios de la infraestructura urbana como peatones, ciclistas, bicitaxistas y comerciantes, y devolverle el brillo a la almendra histórica o casco antiguo de la Puerta de Oro de Colombia con un pasaje cultural y otro gastronómico, enmarcados en un urbanismo táctico y ejes recolectores.

Sin duda, el grupo cumplió con la primera fase del proyecto, que consistía en desarrollar una propuesta estratégica para la recuperación de los callejones del casco antiguo de Barranquilla. “Lo que espera el BID es que los equipos participantes desarrollen una propuesta estratégica integral para la rehabilitación del espacio público de los callejones existentes en el centro histórico. Esta iniciativa debía incluir la recuperación y puesta en valor de la riqueza patrimonial, la reorganización y revitalización de las actividades comerciales y la recuperación de la calidad ambiental para residentes y visitantes”, consta en el blog de la División de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) del Banco Interamericano de Desarrollo.

Los jurados del BID quedaron convencidos de que el grupo de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito cumplió con el primer reto y decidieron darle la oportunidad de avanzar a la segunda fase que esta vez busca “aplicar en detalle los criterios definidos en la propuesta estratégica a un callejón específico del Centro: el Callejón del Meado”, en otras palabras, la revitalización del diseño del espacio público, la recuperación de los edificios con valor patrimonial, la renovación de las actividades comerciales en los primeros pisos y la reorganización espacial del comercio informal”, confirma el blog de la HUD del BID.

“Nos gustó el nombre porque al estudiar la situación actual del centro histórico de Barranquilla nos dimos cuenta de que tiene graves problemas de aglutinamiento de comercio informal en condiciones poco salubres, predios de carácter patrimonial en considerable estado de deterioro, actividades comerciales que no complementan la calidad ambiental para residentes y visitantes y falta de un espacio adecuado que garantice la seguridad de los peatones”.

José Ignacio Nieto García.

Profesor del Centro de Estudios de Vías y Transporte de la Escuela.

Una ciudad con historia

barranquilla3.jpg

  • La Arenosa, Curramba la Bella, la Puerta de Oro de Colombia, son algunos de los calificativos con los que se le conoce a la capital del departamento del Atlántico.
  • Además de ser una ciudad en constante desarrollo, oficialmente el Gobierno colombiano declaró a Barranquilla como distrito especial, industrial y portuario.
  • Muchas son las historias que se cuentan de Barranquilla, una de las ciudades más antiguas de Colombia, que le debe parte de su grandeza a la posición estratégica que ofrecen el río Magdalena y el mar Caribe.
  • Cada calle, cada edificación, cada monumento da cuenta de su crecimiento histórico, pero también del deterioro de algunos de sus tesoros arquitectónicos y su espacio público.
  • Este es el caso del centro de la ciudad, la zona donde surgió esta capital y donde se desarrolla la vida social, comercial, cultural y hasta política de La Arenosa.

Revitalizando la ciudad

El centro histórico es una zona estratégica para el desarrollo de la ciudad, a tal punto que fue declarado bien de interés cultural de carácter nacional por el Ministerio de Cultura (Resolución 1614 de 1999). Sin embargo, afronta serios problemas que van desde la invasión del espacio público hasta la movilidad de los peatones y el deterioro de su patrimonio.

Por esta razón, la Alcaldía de Barranquilla y un equipo del BID se propusieron recuperar los callejones como espacios públicos estratégicos del casco antiguo para contribuir a revertir el deterioro actual del área central, y lo hicieron en el marco de la sexta edición internacional del concurso universitario LAB Ciudades BID 2020.

Los ganadores tendrán la difícil pero noble tarea de renovar la imagen del centro y sus callejones como lugar de encuentro y núcleo vital del desarrollo de la ciudad, dándole valor a la riqueza patrimonial e identidad local, una misión que la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito se ha propuesto lograr con un grupo de jóvenes y talentosos profesionales de la ingeniería y la arquitectura.

Si quiere conocer a los integrantes del grupo y qué piensan del proyecto, puede dar clic en el siguiente enlace:

click para reproducir video